Desprendimiento y matrimonio.

Desprendimiento y matrimonio.


Autor

Pei Psicologia Y Educacion Integral
Naucalpan, Estado De Mexico
Tel: 55.46.32.78.89

Desprendimiento y matrimonio. - escrito por Jose Manuel Bezanilla

 

DESARROLLO PSICO-EMOCIONAL DE LA FAMILIA.

SEGUNDA PARTE: Desprendimiento y matrimonio.

Psic. José Manuel Bezanilla, Psic. Ma. Amparo Miranda.

 

Esta es la segunda parte de ocho sobre una reflexión para promover el sano desarrollo psico-emocional de la familia y los miembros que la componen. En esta ocasión, nos enfocaremos en la etapa del desprendimiento, y la importancia de la elaboración del duelo de separación, para no arrastrar situaciones inconclusas al nuevo matrimonio.

La etapa de desprendimiento, comienza, cuando los jóvenes novios deciden formalizar su relación, conformarse como un matrimonio y posteriormente como una familia. Dicha situación, implica una transformación del estilo de vida, y el desarrollo de nuevos patrones de comportamiento, que deben orientarse hacia la consolidación de la pareja y al desarrollo de los rituales sociales pertinentes, como las despedidas de solter@, la quema de libretas, etc.

En ésta etapa, se repite un proceso que se dio durante la adolescencia, la separación-individuación, que consiste en que la persona para madurar y consolidarse como un ser independiente, se separa de sus padres. En el desprendimiento, se presenta nuevamente ésta situación, pero la diferencia radica en que la separación no es para convertirse en adulto, sino para formar una familia, debiéndose romper hasta cierto punto los lasos de dependencia que se mantengan con os padres, situación que puede ser dolorosa para ambas partes (padres e hijos), y que representan un duelo que si no se resuelve de forma adecuada, puede generar tensiones entre los padres, el hij@ y el futur@ cónyuge, por lo que el enamoramiento aunque importante, no es lo único que se requiere para que se de un sano desprendimiento.

Aprendiendo a ser pareja: el nacimiento de la intimidad.

Toda persona mantiene una comunicación intima consigo mism@, y el matrimonio, tiene la capacidad de transformar esto, ya que le permite a la persona salir de la consciencia individual del “yo”, a la comunitaria del “nosotros”, esto de da a partir de que los recién casados hayan logrado congeniar sus metas, valores, proyectos y filosofía de vida. Dos elementos fundamentales para que esto se de, son el respeto y la confianza.

Para que una persona tenga la capacidad de respetar y confiar en el otro, es necesario que haya desarrollado una identidad personal que le permita mostrarse y entregarse al otro de forma integra, posibilitando el desarrollo del núcleo fundamental de toda pareja: la intimidad.

Toda pareja desde el noviazgo mantiene cierta intimidad, de lo contrario no podría sostenerse, la situación es que cuando se ha decidido consolidar un matrimonio, la cosa toma matices distintos, ya que durante el noviazgo no se da una convivencia tan intensa como cuando la pareja cohabita.

La situación de convivencia intensa, permite que las personas se muestren tal como son tanto en sus aspectos positivos como negativos, demanda que se tenga cierta capacidad para tolerar la frustración, retardar la propia satisfacción, un fuerte sentido de realidad y una capacidad de autosuficiencia emocional, es decir el no esperar que el otro satisfaga todas las necesidades.

La intimidad en la pareja, demanda la congruencia y consistencia en lo que se comunica, ya que a partir de esto es posible el desarrollo paulatino de canales libres y fuertes de comunicación, que permitirán a los miembros de la pareja ser descubridores y no acusadores del otro.

Si la persona no ha logrado integrar de forma sana su personalidad, no tendrá la capacidad de mostrar y su núcleo interno mas profundo, situación que lo llevará a ocultar sus miedos, deseos y vergüenzas, por temor a que si el otro las descubre, lo deje de querer y posiblemente lo abandone.

El hogar que se deja.

El matrimonio significa dejar el hogar de la infancia, para proyectar una nueva vida hacia el futuro, donde se tienen que aprender y desarrollar nuevos roles y conductas, como el de espos@, situación que provoca irremediablemente una profunda transformación en las relaciones que se mantienen con la familia de origen.

Es necesario como se menciono anteriormente que la persona haya logrado una adecuada individuación de los padres, para que el desprendimiento se de de forma natural y poco doloroso, ya que de lo contrario, es muy probable que tanto el hij@ como los padres, lo padezcan.

Es de suma importancia para el logro de la libertad emocional que se necesita para la consolidación de un matrimonio sano, que la persona tenga la capacidad de jerarquizar sus afectos, colocando en primer lugar a su pareja, lo que no significa dejar de amar o abandonar a los padres, simplemente volcar las energías físicas y emocionales a la construcción de una nueva familia.

Es necesario para el logro de un buen matrimonio, que se de una separación mas que física, psicológica de los padres, ya que de lo contrario, será muy difícil que la nueva pareja se contacte mutuamente, cayendo en la tentación de reeditar el matrimonio de los padres, acarreando tensiones y conflictos no resueltos de la familia de origen.

En cambio si se logra una verdadera separación, los cónyuges estarán en libertad y posibilidad de comprometerse mutuamente, construyendo su identidad como pareja y fortaleciendo la relación con sus padres y suegros.

En conclusión, la etapa del desprendimiento:

  • Comienza cuando los novios deciden formalizar su relación de pareja.
  • En esta etapa se repite la separación-individuación que se presento en la adolescencia, con la diferencia de que la persona se separa de looa padres para formar una nueva familia.
  • Para la consolidación de un matrimonio sano, es necesario que se de la intimidad entre los cónyuges.
  • Para que florezca la intimidad, se requiere que en la pareja exista profundo respeto y confianza entre sus miembros.
  • El matrimonio significa la separación de los padres y la transformación de las relaciones que se mantienen con la familia de origen.
  • Si la persona no ha logrado una separación psicológica de los padres, es muy probable que se introduzcan en el nuevo matrimonio tensiones emocionales y problemáticas no resueltas en la familia de origen.
  • La verdadera separación, permite que los cónyuges se comprometan y encuentren formas propias de comunicación y resolución de problemas.

 

 



Me gusta


Ordenar por 

No envíe: Comentarios no relacionados al tema; Lenguaje obsceno, explícito, o racista; Ataques personales, insultos o amenazas; Spam o anuncios. Su cuenta será borrada si viola estas reglas.


Nadie en 31/12/69
que debo hacer para desprenderme emocionalmente de mi esposo,tenemos 11 meses de casados,y el aun kiere continuar saliendo k los amigos,y llegar a altas horas de la noche cosa con la cual yo no estoy de acuerdo y de ahi vienen los conflictos,celos inseguridades de parte mia y cuando el esta conmigo yo estoy feliz y tranquila,pero cuando decide salirse con los amigos a tomar,comienzo a sentir una ansiedad,intranquilidad,como k me ahogo y quiero ir a buscarlo,se k necesito ayuda,porque yo no quiero sentirme asi ni ser asi,k puedo hacer? para sobresalir y ser yo misma Gracias Mercedes

Me gusta