¿Te duelen las piernas? Pueden ser várices...........

¿Te duelen las piernas? Pueden ser várices...........


¿Te duelen las piernas? Pueden ser várices........... - escrito por Cristina Rodríguez Camacho

 

¿Pasas mucho tiempo de pie o sentado?  ¿Te duelen tus piernas y no sabes por qué?   Puede tratarse de insuficiencia venosa, haz algo hoy para prevenirla o tratarla oportunamente.

       La insuficiencia venosa, o reflujo venoso, es una condición en la cual el retorno de la sangre venosa de las piernas y pies está deteriorado, manifestándose frecuentemente en venas varicosas, tobillos inflamados (edema), piernas adoloridas, calambres o sensación de quemadura, comezón, cambios en la coloración de la piel o úlceras venosas.    

      Las venas son conductos que permiten la circulación de la sangre en un solo sentido.  Su función es la de regresar la sangre hacia el corazón; tienen válvulas en su interior que se abren para permitir el paso de la sangre hacia arriba y se cierran para impedir que regrese en sentido contrario.

  Las várices se forman por la incapacidad de estas válvulas de cerrar correctamente, permitiendo el reflujo de sangre en sentido contrario.  El resultado es un aumento de la presión dentro de las venas afectadas que hace que sus paredes se dilaten, por lo que la sangre tiende a estancarse. 

Las venas varicosas pueden ser líneas pequeñas y finas de color púrpura (arañitas) que están justo debajo de la superficie de la piel, o se pueden presentar como venas gruesas y abultadas.

Las mujeres tienen una mayor predisposición a presentar esta enfermedad que los hombres y los factores que favorecen su aparición son:

·         Predisposición hereditaria.

·         Obesidad y vida sedentaria.

·        Permanecer muchas horas al día de pie o sentado (ejecutivos,          dependientes de mostrador, policías, maestros, enfermeras, etc.)

·         Embarazo.

·         Uso de anticonceptivos hormonales.

·         Menopausia.

·         Uso de prendas ajustadas.

·         Traumatismo o fractura.

 

        La insuficiencia venosa empeora progresivamente si no se trata por un angiólogo o cirujano vascular que realice un examen físico y una evaluación a fondo, incluyendo un estudio duplex de ultrasonido. 

Estas son algunas recomendaciones para que el paciente con riesgo de padecer venas varicosas colabore con su médico para prevenirlas o tratarlas:

·         Cuide su peso. Si tiene sobrepeso es muy importante bajarlo y controlarlo.

·         Evite fumar  y Disminuya al máximo el consumo de sal.

·         Use medias de compresión gradual.  Siempre y cuando el médico esté de acuerdo, utilizar medias o calcetas compresivas que proporcionan alivio inmediato y duradero, ya que comprimen las venas, mejorando el retorno venoso.  Las medias están diseñadas de forma que la máxima compresión se da alrededor de los tobillos y pantorrillas. Pueden estar indicadas también en el embarazo.

La mayoría de los pacientes no las usan porque sienten que “les aprietan”.  De cierta forma eso es lo que se pretende, mantener las venas firmes y sin espacio para distenderse.  Lo mejor es usarlas durante el día y quitárselas para dormir.

·         Actividad física. El caminar hace trabajar la “bomba muscular” (localizada a la altura de la pantorrilla) que impide que la sangre se estanque en las extremidades inferiores.  Defina, junto con su médico, qué tipo y cantidad de actividad física es la más conveniente para Usted.

 

 

 




Me gusta


Ordenar por 

No envíe: Comentarios no relacionados al tema; Lenguaje obsceno, explícito, o racista; Ataques personales, insultos o amenazas; Spam o anuncios. Su cuenta será borrada si viola estas reglas.